Antecedentes

El jueves 19 de septiembre de 1985, a las 07:19 horas, se registró un sismo de 8.1 grados con origen en las costas de Michoacán y Guerrero con duración de 4 minutos, que afectó la zona centro de México, siendo en la Ciudad de México, la entidad más dañada.

Al día siguiente (20 de septiembre) a las 19:38 horas se percibió otro sismo con magnitud de 7.6 grados que volvió a estremecer a la ciudad. De inmediato, la población se organizó formando brigadas de auxilio para apoyar con los trabajos de rescate y recuperación; remoción de escombros, donaciones de artículos y atención a los heridos.

Como resultado de los sismos se cuantificaron 20 mil muertos y 2,831 inmuebles afectados.

En el 2004 el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, instituyó “Septiembre mes de la Protección Civil”, y a partir de entonces se desarrollan diversas actividades preventivas, como la organización de simulacros, a fin de fortalecer la cultura de la autoprotección.